Capitulo 30

{Esperanza}
Hoy voy a «filosofear», palabra que no sé si es correcta, pero mi corrector lingüista y buen amigo Alberto Gómez Font, creo que me la va a permitir, y sé que «vosotros ustedes» me entienden lo que quiero decir.
Empiezo por el principio, Esperanza significa ‘tener o conseguir algo que esperamos pero que nunca lo vamos a tener’, vivimos y sobrevivimos gracias a esta palabreja que, por cierto, es mi nombre, y que si la unimos al título de esta novela no lleva a la desesperanza de nunca volver a Tánger, me refiero al Tánger que vivimos y que guardamos en nuestra memoria como algo real que deseamos que vuelva, en fin, esa es la esperanza que nunca llegará, pero seguimos en nuestros trece. 
En mi juventud la esperanza era conseguir nuestro amor nos mirase, con eso nos bastaba, por lo que siempre la esperanza era fácil de alcanzar. Según me hacía mayor, mis deseos no tenían que ver nada con mi futuro ya que sabía que desde los 14 años nadie me veía y que mi andar por la vida cerca de mis amigos y familia era un sin vivir. Hoy, con más de 100 años, me consuelo con saber que muchas personas me leen, y esta lectura les trae los recuerdos que son compartidos por muchos tangerinos y sus familias. Bueno, dejo de «filosofear» y vuelvo a Esperanza, mi nombre, que ya sabemos lo que significa. Estoy pensando en decirle a Enrique que publique estos 30 capítulos en libro de papel, de forma que más adelante se complete esta novela como una trilogía, y que estos primeros 30 capítulos sean el primer libro de tres.

{Enrique}
La facilidad de leer estos cortos capítulos me hace estar de acuerdo con Esperanza, me refiero a mi tía abuela y no a la esperanza que nunca va a llegar.
 

Desde Gibraltar, ¿esperanza desde 1903?

¿Esperanza para el Hotel Cecil?

0Libros.jpg
Esperanza en Tanger nombre.PNG
Comprar Esperanza en Tanger
Directamente en la editorial

Envios a todo el mundo

Visitas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now